5 PASOS PARA UNA BUENA CONFESION

 

Estos los 5 pasos principales a repasar a la hora de la confesión:

1 – EXAMEN DE CONCIENCIA. Esfuerzo sincero en recordar todos y cada uno de los pecados.

2 – DOLOR DE LOS PECADOS. Reconocer que se ha ofendido a Dios que nos ama tanto.

3 – PROPÓSITO DE NO VOLVER A PECAR. La simple y sincera determinación de no volver a pecar por amor a Dios.

4 – DECIR LOS PECADOS AL SACERDOTE. De una manera concisa, concreta, clara, completa y número de veces.

5 – CUMPLIR LA PENITENCIA. Cumplirla cuanto antes con humildad y dolor en desagravio, reparación y satisfacción de la culpa contraída al ofender a Dios

Guión para hacer bien el EXAMEN DE CONCIENCIA: 

Seguir leyendo

5 PASOS PARA UNA BUENA CONFESION

  Estos los 5 pasos principales a repasar a la hora de la confesión:

1 – EXAMEN DE CONCIENCIA. Esfuerzo sincero en recordar todos y cada uno de los pecados.

2 – DOLOR DE LOS PECADOS. Reconocer que se ha ofendido a Dios que nos ama tanto.

3 – PROPÓSITO DE NO VOLVER A PECAR. La simple y sincera determinación de no volver a pecar por amor a Dios.

4 – DECIR LOS PECADOS AL SACERDOTE. De una manera concisa, concreta, clara, completa y número de veces.

5 – CUMPLIR LA PENITENCIA. Cumplirla cuanto antes con humildad y dolor en desagravio, reparación y satisfacción de la culpa contraída al ofender a Dios

Guión para hacer bien el EXAMEN DE CONCIENCIA: 

Seguir leyendo

LA SOBERBIA Y LA SENCILLEZ

Qué bien queda exclamar aquello de “yo soy una persona sencilla”. Parece que eso vende más, que nos hace mejores decirlo.

Pero somos lo que hacemos y no lo que decimos que hacemos.

He descubierto un buen negocio. Un trato altamente rentable. Si se pudiera, nunca obtendríamos mayor beneficio que comprando a un hombre por lo que realmente vale y vendiéndolo por lo que él dice que vale. El beneficio sería brutal, porque la diferencia entre lo que decimos de nosotros es enormemente superior a lo que somos.

Tanto la entrada de ayer a propósito de las ratas de mi desván y la de hoy en torno a la sencillez, son dos invitaciones a la reflexión especialmente apropiadas en este tiempo Seguir leyendo