SABADO DE GLORIA 2012: LA SOLEDAD DE LA ESPERA

“…dijo a su madre: “¡Mujer, ahí está tu hijo!”. Después dijo al discípulo: “¡Ahí está tu madre!”…” (Juan 17, 26-28)

·

Imagínate que estas oyendo un ruido ensordecedor durante horas, un ruido con todo tipo de sonidos, que te deja casi sordo, con altos, graves, rayos, truenos y más ruido y más…!!!, y de buenas a primeras, encuentras el botón para darle al “mute” y consigues que todo se convierta en un completo silencio…

Traslada ahora tu mente a la de María, tirada en el suelo del Calvario junto a Juan, ese discípulo que Jesús amaba por encima de la media. Ves ahí a esa madre, que acaba de presenciar como tras la muerte de su Hijo se ha desencadenado un enorme estruendo y de pronto todo ha cesado. Instantes antes de que descuelguen a quien se acaba de entregar por todos los hombres, todo en ese momento se ha reducido a un contundente silencio que te hace retumbar los oídos de sonido vacío…

La Virgen María comienza a experimentar la soledad…

Sigue leyendo