¿PORQUÉ DIOS NO ME HACE CASO?

Iniciamos una semana en la que abordaremos el porqué de cosas que ocurren y no entendemos.

Y hoy hablamos de boxeo. La verdad es que no soy un experto en el tema pero ví la saga completa de las películas de Rocky Balboa por lo que al menos, de oídas, puedo usar esos paralelismos que tanto me gustan para explicar asuntos, en este caso, de padres e hijos.

Pues señoras y señores, tenemos en juego el campeonato doméstico de los pesos medios.

Los púgiles: a un lado, el padre cuarentón (que lo admitieron por los pelos en lo de “pesos medios”), al otro, una hija adolescente irrumpiendo con fuerza en la dictadura del hogar.

El título:El porqué de Dios…” .

El ring: el salón de tu casa un domingo por la tarde.

Espectadores: la madre y esposa expectante y la hija pequeña que idolatra al padre. Parece que la totalidad de los espectadores va con el cuarentón y actual campeón, lo que hace salir con más rabia al aspirante.

El árbitro: ¿el árbitro?… bueno, me imagino que el árbitro es Dios.

En fin, comienza el combate… Seguir leyendo

ORACIÓN AL CRISTO DEL CONSUELO

Tengo la buena costumbre de visitar cada rincón de las iglesias que visito por primera vez. En alguna de las capillas se encuentran preciosas oraciones a diferentes advocaciones que se veneran en las distintas ciudades.

En este caso se trata de una sentida plegaría con una interesante reflexión final al CRISTO DEL CONSUELO.

En este día, CRISTO DEL CONSUELO, Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 136 seguidores