12 VELAS PARA EL 12

Cuando se apagan, las últimas horas de este año, encendemos en lo más hondo de nuestras entrañas los mejores deseos de paz, bienestar y alegría para el mundo.

¿Por qué no encender –ya desde ahora- 12 cirios que reflejen nuestra confianza y nuestra fe en Dios?

  1. ESPERANZA para un mundo que se resiste a ser feliz. La esperanza se siembra allá donde un cristiano trabaja, vive y piensa.
  2. ALEGRÍA para el hombre que sube y baja, trabaja y conquista montañas, pero al cual le cuesta sonreir. La alegría es sinónimo de un corazón sano y espiritual. Seguir leyendo

DE VERDAD ¿NO TENGO TIEMPO?

Si abrimos el corazón, sí hay tiempo, mucho tiempo, para ayudar, para acompañar, para servir, para amar.

Un niño invita a su padre o a su madre a jugar un rato. ¿Respuesta? “No tengo tiempo”. Luego el padre o la madre dedican más de dos horas al chat.

Un joven llama por teléfono a su amigo. Quiere desahogarse, ser escuchado. Después de 5 minutos, del otro lado escucha: “Mira, ahora estoy muy ocupado y no tengo tiempo para seguir. Si quieres, otro día hablamos”. Luego, el amigo “muy ocupado”, se sienta en un sofá para matar la tarde con un videojuego. Seguir leyendo