AHORA QUE HABLAMOS DE LA VIRGEN MARÍA

 

En estos días en los que se habla con mayor frecuencia de María convendría pararnos a pensar a quién nos estamos refiriendo, pues ni más ni menos se trata de la ¡Madre de Dios!.

Mucha gente llegó a María a través de alguna de sus numerosas advocaciones. Las advocaciones son, poniendo un ejemplo simple, como las diferentes formas de llamar madre a una madre. Se le puede llamar mamá, mami, mamita, mamuchi, madre, mamacita… y un sinfín de acepciones que nos llegaría a sorprender.

Pues con la Virgen María pasa igual pero en mayor medida. Es casi imposible que Seguir leyendo

La prueba del “9”

En la escuela nos enseñaban que haciendo la prueba del nueve en una división matemática, tendríamos la certeza de que estaba bien hecha y era exacta, ni me acuerdo cómo se hacía, y posiblemente ni se enseñe ahora.

El 9 es un número mágico y simbólico, porque se compone de 3×3.

El misterio de la Santísima Trinidad, es el misterio de los misterios, porque siendo un solo Dios, existen TRES Personas. Uno en Esencia y Trino en Persona. 

TRES días anduvieron la Virgen y San José buscando angustiados al Niño Jesús, que a sus 12 años estaba dejando perplejos con su sabiduría a los sacerdotes del templo de Jerusalén.

TRES años anduvo Jesucristo entre nosotros enseñándonos el camino de la felicidad terrena y cómo alcanzar la SALVACIÓN eterna.

TRES días estuvo Jesucristo oculto en el sepulcro mientras sus discípulos andaban decepcionados y sufriendo el mayor fracaso de sus vidas y muy tristes los discípulos de Emaus.

TRES etapas de nuestra vida terrenal.

Seguir leyendo

La prueba del "9"

En la escuela nos enseñaban que haciendo la prueba del nueve en una división matemática, tendríamos la certeza de que estaba bien hecha y era exacta, ni me acuerdo cómo se hacía, y posiblemente ni se enseñe ahora.

El 9 es un número mágico y simbólico, porque se compone de 3×3.

El misterio de la Santísima Trinidad, es el misterio de los misterios, porque siendo un solo Dios, existen TRES Personas. Uno en Esencia y Trino en Persona. 

TRES días anduvieron la Virgen y San José buscando angustiados al Niño Jesús, que a sus 12 años estaba dejando perplejos con su sabiduría a los sacerdotes del templo de Jerusalén.

TRES años anduvo Jesucristo entre nosotros enseñándonos el camino de la felicidad terrena y cómo alcanzar la SALVACIÓN eterna.

TRES días estuvo Jesucristo oculto en el sepulcro mientras sus discípulos andaban decepcionados y sufriendo el mayor fracaso de sus vidas y muy tristes los discípulos de Emaus.

TRES etapas de nuestra vida terrenal.

Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 136 seguidores