MARTES I DE CUARESMA: LA ORACIÓN CON SENTIDO

“… Rezad así: Padre nuestro que estás en el cielo…” (Mateo 6, 7-15)

·

Aquella muchacha lo tenía muy claro.

Sabía que Dios le pedía algo especial en su vida. Pero ella no quería…

No quería. Le gustaban mucho los chicos, la ropa, la moda, la música…era, sencillamente, una chica normal. Muy normal y muy guapa. Tenía un montón de amigas y a los chicos les caía muy bien. No había tenido nunca novio, porque exigía mucho  a los que se les acercaban. Sabía que era joven, que había tiempo, que ya encontraría al chico de su vida…pero entonces fue Dios quien la encontró a ella.

Ella lo sabía. Cuando rezaba lo sentía, y fue a hablar con su director espiritual. Sigue leyendo