PARA TODOS LOS LÁZAROS. EL HADES PUEDE ESPERAR.

“…Era un hombre rico que … celebraba todos los días espléndidas fiestas. Y un pobre, llamado Lázaro, que… hasta los perros venían y le lamían las llagas.” Lucas 16, 19-31

·

Siempre me han gustado esas recopilaciones que se hacen a final de año y en verano con los hits musicales del momento. Los temas que más han sonado durante un periodo, te los reúnen en uno o dos volúmenes y no tienes que molestarte mucho en no perderte ni uno solo de los temazos de actualidad.

En esta Cuaresma me ocurre algo similar con el Evangelio. “CUARESMA 2012, los 40 Evangelios del momento reunidos par ti”. Este podría ser el slogan de una campaña celestial con los ángeles anunciando a trompeta y platillo, que en 40 entregas diarias, Jesucristo te habla cada día con un mensaje exclusivo para ti. La verdad es que la selección de este año incluye Palabras a cual mejor.

Y como no podía ser de otro modo en estos conjuntos de éxitos siempre hay un tema rompecorazones. Seguro que en tu vida siempre hubo una balada que fue banda sonora de tus primeros amores. Y en este caso no es el “I´ll always loves you” de la malograda Whitney Houston, o el “Nothing compares to you” de Sinead O´connor (la época de estas canciones delatan porqué algunas canas adornan mi cabellera…), aunque podría valer traducir el título de estas canciones para dedicarlo a Cristo: Yo siempre te amaré y Nada es comparable a ti….

El caso es que hoy, en esta recopilación cuaresmal, toca oír el tema que a mi me rompió el corazón para volver a andar de camino a Dios: La Parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro. Pulsa aquí si quieres leerla completa.

Sigue leyendo

LA TÓRTOLA

Hoy, 2 de febrero es un día que se celebran muchas cosas al mismo tiempo.

El enunciado sería: Presentación de Jesús en el templo y purificación de la Virgen María, Fiesta de la Candelaria y Jornada Mundial de la Vida Consagrada.

Como diría el rechoncho Obelix, compañero de Asterix en sus desventuras con los romanos, ¡estos cristianos están locos!!.

Y es que cualquiera que vea que en un día celebramos 4 cosas, y hace nada que a la Navidad le añadimos por delante el Adviento y por detrás la Epifanía… en fin que parece que estamos todo el día de fiesta. La verdad es que es para estarlo. 

Pero vamos a darle un poco de sentido a todo lo de hoy. Son 4 cosas:

1. Purificación

2. Presentación

3. Luz. “Candelas”

4. Consagración

Todo. Todo lo que se celebra se saca como conclusión de la lectura de la Palabra que Dios nos pone a nuestra disposición en el Evangelio de hoy. Yo os la voy a contar a mi manera, Sigue leyendo

CUATRO CON NOVENTA Y CINCO

(Mt 7,1-5): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados, y con la medida con que midáis se os medirá. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo? ¿O cómo vas a decir a tu hermano: ‘Deja que te saque la brizna del ojo’, teniendo la viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano».

Cada día llego a entender mejor cómo Jesucristo nos habla a través del Evangelio. A lo largo de este aprendizaje me he habituado a leer cada mañana el Evangelio del día, llegándose a convertir en el hilo conductor de la jornada.

Es cierto que esta lectura del Apóstol Mateo la comprensión es fácil. Sin embargo, me atrevo a compartir la reflexión a la que me ha llevado.

No me tengo que remontar muy lejos en mi memoria para recordar una experiencia de la vida diaria en la que Sigue leyendo

PECADO ORIGINAL 2.0

Llevas horas frente a tu ordenador. Ensimismado con lo bien que te está quedando el trabajo que tienes que terminar tras haberle dedicado días de esfuerzo, nada te hace presagiar el capricho informático que va a acontecer en breve.

Un pequeño detalle y, piensas, me quedará genial. Le agrego una imagen y listo. Le doy a insertar y… el ratón que no responde. ¡Vaya! El reloj de arena virtual girando sobre si mismo no anuncia nada bueno…

¡¡No me digas que se ha quedado colgado el pc!! ¡¡No había guardado el documento!!

Toca reiniciar y comenzar de nuevo.

Espero que no te hayas visto muchas veces en esta frustraste situación porque desde luego eso de “lento a la ira” cuesta aplicarlo en ese momento.

Pues algo parecido a esto creo que le ocurrió a Dios cuando se puso a crear “su trabajo”, prepararnos este mundo para que nosotros lo habitásemos… e hiciéramos lo que poco a poco vamos haciendo con él. Sigue leyendo

GRACIAS SOLO GRACIAS

Si aprendemos a agradecer, nos daremos cuenta que en nuestro corazón aumenta el deseo de servir, es decir de donarse.

Hoy puede tener más sentido la frase: en vida hermano, en vida… después de la experiencia.

Siempre suele suceder así, que vamos aprendiendo en el camino, y que hay que estar despierto para que nuestros prejuicios o nuestras ocupaciones no nos permitan pasar de largo frente a quien nos esta pidiendo un “te quiero”, o simplemente deseando que alguien lo valore.. para poder dar más.

Es verdaderamente una fortuna… desear estar despierto aún cuando las cosas no van como uno desearía.. lo importante es saber dar gracias. Vivir en gratuidad… porque todo es regalo, todo es don. Sigue leyendo

¿PARA QUÉ SIRVE IR A MISA?


La nevada de todos los días.

Hay muchas prendas de ropa –ornamentos- con las que se reviste el sacerdote para celebrar la misa, la primera es el amito. El amito es una especie de pañoleta blanca, frecuentemente con una cruz bordada en el centro. Cuando el sacerdote comienza a revestirse para la celebración eucarística coge el amito, lo reposa brevemente sobre la cabeza, y luego se lo pone sobre los hombros, rodeando el cuello que así queda cubierto por el blanco del amito.

Decía un cura que Sigue leyendo

EL CORAZÓN PERFECTO

Quien da más, más recibe. Los hombres creemos que guardando lo que tenemos, lo haremos crecer.

El mayor don en la vida es dar lo que tienes, no hay mayor amor que dar la vida, lo mucho o poco que tengas; pero algo que tengamos que compartir. Quien da más, más recibe.

Los hombres creemos que guardando lo que tenemos, lo haremos crecer; en la vida cristiana esto se llama egoísmo, nos limita y no nos deja crecer.

Un día, un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca.

Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él ni máculas ni rasguños. De pronto, un anciano se acercó y dijo: Perdona mi atrevimiento, pero, ¿por qué dices eso, si tu corazón no es ni siquiera aproximadamente tan hermoso como el mío, o el de tantas otras personas? Sigue leyendo