LA TÓRTOLA

Hoy, 2 de febrero es un día que se celebran muchas cosas al mismo tiempo.

El enunciado sería: Presentación de Jesús en el templo y purificación de la Virgen María, Fiesta de la Candelaria y Jornada Mundial de la Vida Consagrada.

Como diría el rechoncho Obelix, compañero de Asterix en sus desventuras con los romanos, ¡estos cristianos están locos!!.

Y es que cualquiera que vea que en un día celebramos 4 cosas, y hace nada que a la Navidad le añadimos por delante el Adviento y por detrás la Epifanía… en fin que parece que estamos todo el día de fiesta. La verdad es que es para estarlo. 

Pero vamos a darle un poco de sentido a todo lo de hoy. Son 4 cosas:

1. Purificación

2. Presentación

3. Luz. “Candelas”

4. Consagración

Todo. Todo lo que se celebra se saca como conclusión de la lectura de la Palabra que Dios nos pone a nuestra disposición en el Evangelio de hoy. Yo os la voy a contar a mi manera, Sigue leyendo

CUATRO CON NOVENTA Y CINCO

(Mt 7,1-5): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados, y con la medida con que midáis se os medirá. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo? ¿O cómo vas a decir a tu hermano: ‘Deja que te saque la brizna del ojo’, teniendo la viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano».

Cada día llego a entender mejor cómo Jesucristo nos habla a través del Evangelio. A lo largo de este aprendizaje me he habituado a leer cada mañana el Evangelio del día, llegándose a convertir en el hilo conductor de la jornada.

Es cierto que esta lectura del Apóstol Mateo la comprensión es fácil. Sin embargo, me atrevo a compartir la reflexión a la que me ha llevado.

No me tengo que remontar muy lejos en mi memoria para recordar una experiencia de la vida diaria en la que Sigue leyendo

¿PARA QUÉ SIRVE IR A MISA?


La nevada de todos los días.

Hay muchas prendas de ropa –ornamentos- con las que se reviste el sacerdote para celebrar la misa, la primera es el amito. El amito es una especie de pañoleta blanca, frecuentemente con una cruz bordada en el centro. Cuando el sacerdote comienza a revestirse para la celebración eucarística coge el amito, lo reposa brevemente sobre la cabeza, y luego se lo pone sobre los hombros, rodeando el cuello que así queda cubierto por el blanco del amito.

Decía un cura que Sigue leyendo

LOS DOCE APÓSTOLES

Jesucristo eligió a doce hombres que le acompañarían en Su ministerio para llevar su testimonio de Salvación al mundo, los doce apóstoles.
Antes de la elección pasó una noche de oración con el Padre, ante tan importante decisión.
La palabra apóstol viene del griego “apostolos” – enviados en nombre de- el equivalente a embajador, lo que equivaldría a la palabra usada en el Antiguo Testamento para un profeta, o emisario del Señor o discípulo, en hebreo era “shelihim”.
Ninguno de ellos era sacerdote, ni escriba o anciano de los fariseos o saduceos.Llama la atención que el Señor no eligiese a ningún Judío vinculado al liderazgo religioso de Israel, aunque Juan era conocido del sumo sacerdote, sería el más feroz seguidor del Maestro y Mesías.
.
¿Por qué a 12? Sigue leyendo

CRISTO SE DESCUELGA POR TI

A veces no salen las ideas. Hoy parece que es así. Me dispongo pues, a tirar de sensaciones vividas y compartirlas contigo.

En este caso sobre una a la que aún no he sacado el significado al ciento por ciento.

Ocurrió una mañana, estando en misa, mirando fijamente la imagen de Cristo crucificado presidiendo el altar (curiosa paradoja, crucificado y presidiendo). Sigue leyendo

AMAR HASTA QUE DUELA

(…) Yo os digo:

Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan.

(…) porque si amáis a los que os aman,

¿qué recompensa vais a tener?

¿No hacen eso mismo también los publicanos?

Y si no saludáis más que a vuestros hermanos,

¿qué hacéis de particular?

(Mt 5,43-48)

.

Sigue insistiendo estos días el Señor a través del Evangelio en que debemos amar sin medida.

Hoy tomo como ejemplo a alguien que se dejó la vida amando a todo el que salía a su encuentro: la Madre Teresa de Calcuta.

Un día le dijo un señor a la Madre:

– El trabajo que tú haces, yo no lo haría ni por todo el oro del mundo”.

Teresa de Calcuta le respondió: Sigue leyendo

OJO POR OJO

…se dijo: ‘Ojo por ojo y diente por diente’.

Pues yo os digo: …al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra;

al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica déjale también el manto;

y al que te obligue a andar una milla vete con él dos.

A quien te pida da,

y al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda.

(Mt 5,38-42)

.

Hoy Jesús en el Evangelio hace referencia a la ley del talión: ojo por ojo, diente por diente.

En su tiempo esta ley quería contener el castigo en sus justos límites y evitar que se tomara la justicia cada uno por su cuenta arbitrariamente. Había que castigar sólo en la medida en la que se había faltado.

Y viene Jesús y da un paso más allá, no quiere que se devuelva mal por mal. Quiere luchar contra el mal solo con el bien.

Nos dice que al que te abofetee la mejilla derecha, le ofrezcas también la otra…

¿Quién no ha dicho alguna vez que es muy difícil ofrecer la otra mejilla cuando te abofetean?  Sigue leyendo