LOS DOCE APÓSTOLES

Jesucristo eligió a doce hombres que le acompañarían en Su ministerio para llevar su testimonio de Salvación al mundo, los doce apóstoles.
Antes de la elección pasó una noche de oración con el Padre, ante tan importante decisión.
La palabra apóstol viene del griego “apostolos” – enviados en nombre de- el equivalente a embajador, lo que equivaldría a la palabra usada en el Antiguo Testamento para un profeta, o emisario del Señor o discípulo, en hebreo era “shelihim”.
Ninguno de ellos era sacerdote, ni escriba o anciano de los fariseos o saduceos.Llama la atención que el Señor no eligiese a ningún Judío vinculado al liderazgo religioso de Israel, aunque Juan era conocido del sumo sacerdote, sería el más feroz seguidor del Maestro y Mesías.
.
¿Por qué a 12? Sigue leyendo

LA AUDIENCIA HA ELEGIDO A… ¡MATÍAS!

No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros,

y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca

(Jn 15,9-17)

.

.

La Iglesia celebra hoy la festividad de San Matías Apóstol.

Me ha servido para recordar el motivo por el que surgió la idea de poner en marcha este blog.

Tras tiempo caminando por un camino distinto al que Dios me había dejado señalado, a mi vuelta, me di cuenta que necesitaba aprender mucho para vivir en cristiano.

Lo aprendido en la infancia sirvió para dejar un poso de calidad que cuando he ido a recuperarlo estaba intacto, pero entendí que había mucho de nuestra fe que se practica y se cree siguiendo solo costumbres y sin ser, en muchos casos, conscientes de porqué es de esta o aquella manera.

Comencé a formarme sobre todo lo que me inquietaba sin importarme reconocer que era un completo novato.

Se me ocurrió apuntar lo que aprendía en este blog y poco a poco comprobé que Dios tenía más planes para mí y comenzó a enviar gente a visitarlo mientras Él iba dictando ideas para unos y otros.

Tenía claro que una vez puesto el traje de aprendiz había que preguntar cualquier duda.

Confiado, ya pensaba que estaba en segundo curso cuando esta mañana, ensimismado en el mes de María, leía que hoy celebrábamos a San Matías apóstol. 

¿Y este apóstol?. Nunca había oído hablar de él…

Lo más frecuente en estos casos es callarse, como cuando estábamos en clase, y no preguntar por miedo a hacer el ridículo ante una pregunta que se supone que hemos de saber.

Pues yo no sé quién es… Sigue leyendo

¿DESÁNIMO?. TENED FÉ: TODO SALDRÁ BIEN

No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí…

(Jn 14,1-6)

Esto es un fragmento del Evangelio de hoy, puedes leerlo al completo pulsando aquí

.

Comparto hoy con vosotros una reflexión muy adecuada que Dios me ha hecho llegar en estos días para salvar algún momento de desánimo.

Hay ocasiones en las que el trabajo, tus obligaciones familiares y personales, sumadas a todos los inconvenientes del día a día consiguen llevarte a un estado de desánimo e inapetencia que hace que ese demonio que no sabemos donde se esconde, salga enseguida a tratar de hacer su trabajo.

En su día en la dificultad del apostolado que hicieron sus discípulos y hoy con nuestro tribular, Cristo se afana en estar presente en todo momento para insistir que es el “Camino, la Verdad y la Vida“.

Nuestro Señor Jesucristo conoce perfectamente el estado de desánimo que puede prender en los corazones de sus discípulos de todos los tiempos.

Bien sabe Él que son hombres aquellos que lo siguen y que desean ofrecer sus vidas a costa de sus gustos y apetencias: con sus luchas y peleas, sufrimientos y discusiones, avances y retrocesos.  Sigue leyendo

TIRAR DEL CARRO

…Felipe, oyendo que el hombre leía al profeta Isaías, le preguntó:

“¿Entiendes lo que estás leyendo?”

El le contestó:

 “¿Cómo voy a entenderlo, si nadie me lo explica?”

(Hechos de los Apóstoles, 8, 26-40)

:

En el día de hoy vamos a cambiar la costumbre. No tomaremos la referencia de una frase del Evangelio para desarrollar la entrada.

En esta ocasión voy a compartir contigo la primera lectura del día para que puedas leerla al completo si no tienes oportunidad de ir a misa y oírla antes de recoger el bombón que Dios te tiene guardado para ti.

Antes que nada, comencemos deleitándonos con este bello relato:

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (8, 26-40)

En aquellos días, un ángel del Señor le dijo a Felipe:

“Levántate y toma el camino del sur, que va de Jerusalén a Gaza y que es poco transitado”.

Felipe se puso en camino. Y sucedió que un etíope, alto funcionario de Candaces, reina de Etiopía, y administrador de sus tesoros, que había venido a Jerusalén para adorar a Dios, regresaba en su carro, leyendo al profeta Isaías. Sigue leyendo

VALORAR LO QUE TENEMOS

Continuamente se nos presentan a nuestro lado ejemplos de personas que nos están enseñando, en muchos casos sin ellos saberlo, unos valores a veces olvidados y en muchos casos actitudes que parece que solo se encuentran en los libros de buenas obras.

La primera lectura de la misa de hoy contiene una carta del apóstol Santiago (2, 14-24. 26) que comienza con la pregunta “¿De qué le sirve a uno decir que tiene fe, si no la demuestra con obras?”. Buena pregunta Santiago.

A veces la desproporción entre la fe y las obras es bastante exagerada. Tanto, que se nos pone fácil afirmar que una fe practicada sin obras que la apuntalen está tan vacía como un cubo a rebosar de aire.

Sin embargo, pequeñas obras o gestos espontáneos de algunas personas sin más escuela de fe que un sentido “gracias Padre” cada vez que reciben un soplo de su aliento, son verdadero ejemplo para muchos de nosotros que nos creemos que por pesados en la oración, las puertas del cielo estarán abiertas de par en par estando por ello eximidos del peaje de hechos que constaten nuestro sincero sentir.

No es necesario fustigarnos con latigazos en la espalda para corroborar lo que sentimos. No hemos de pretender que se nos note. No es ese el caso.

No se trata de hacer gestos de cara al exterior. Sigue leyendo

ARRODILLATÉ, POR DIOS.

Sentado en el mejor asiento de tribuna del moderno estadio olímpico de fútbol asisto al partido de la máxima rivalidad. Empate a cero y en el último minuto, ¡penalty!. Se palpa la tensión. El delantero estrella coge el balón y se dirige al punto fatídico. Con la mirada fija en el portero avanza lentamente para golpear el esférico… En ese momento, se pone de pie la persona que tengo delante de mi e impide mi visión. “¡Siéntate hombre!”, le digo mordiéndome las uñas. “Perdona, perdona“, me dice sentándose rápida y educadamente(…) Sigue leyendo

LA SOBERBIA Y LA SENCILLEZ

Qué bien queda exclamar aquello de “yo soy una persona sencilla”. Parece que eso vende más, que nos hace mejores decirlo.

Pero somos lo que hacemos y no lo que decimos que hacemos.

He descubierto un buen negocio. Un trato altamente rentable. Si se pudiera, nunca obtendríamos mayor beneficio que comprando a un hombre por lo que realmente vale y vendiéndolo por lo que él dice que vale. El beneficio sería brutal, porque la diferencia entre lo que decimos de nosotros es enormemente superior a lo que somos.

Tanto la entrada de ayer a propósito de las ratas de mi desván y la de hoy en torno a la sencillez, son dos invitaciones a la reflexión especialmente apropiadas en este tiempo Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: