CARTA DE TU HIJO PARA TI


Querido Papá, querida Mamá:

Aprovechando que ha terminado el curso y que vamos a pasar más tiempo juntos durante el verano quiero decirte algunas cosas que llevo tiempo pensando y que no me atrevía a contártelas.

Por favor…

No me grites. Te respeto menos cuando lo haces; y me enseñas a gritar a mí también. Y yo no quiero hacerlo.

No me des siempre órdenes. Si en vez de órdenes, a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.

Cumple las promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio, dámelo, pero también si es un castigo.

No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o mi hermana. Si tú me haces sentir mejor que los demás, alguien va a sufrir y si me haces sentir peor que los demás, seré yo quien sufra.

No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer. Decide y mantén esa decisión.

Déjame valerme por mí mismo. Si tú haces todo por mí, yo nunca podré aprender.

No digas mentiras delante de mí, no me pidas que lo haga por tí, aunque sea para sacarte de un apuro. Me haces sentirme mal y perder la fe en lo que me dices.

No me des todo lo que pido. A veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo coger.

Cuando yo hago algo malo, no me exijas que te diga el por qué lo hice. A veces ni yo mismo lo sé.

Cuando estás equivocado en algo, admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de tí, y así me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.

Trátame con la misma amabilidad y cordialidad con que tratas a tus amigos. Porque seamos familia no quiere decir que no podamos ser amigos también.

No me digas que haga una cosa cuando tú no la haces. Yo aprenderé lo que tú hagas, aunque no lo digas. Pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.

Cuando te cuente un problema mío, no me digas “no tengo tiempo para bobadas”, o “eso no tiene importancia”. Trata de comprenderme y ayudarme.

Y quiéreme y dímelo. A mí me gusta oírtelo decir, aunque no creas necesario decírmelo.

..

..

..

ORACIÓN DE LOS PADRES

PARA EDUCAR BIEN A SUS HIJOS

·

Señor:

AYÚDAME a comprender a mis hijos, a escuchar pacientemente lo que tengan que decir, a contestar con cariño todas sus preguntas.

HAZME tan amable con ellos, como quisiera que lo fueran conmigo. No me permitas interrumpirlos, hablándoles de mal modo, si no enseñándoles con amor.

DAME EL VALOR de confesar mis faltas a mis hijos, no permitas que me burle de sus errores, ni que los humille o avergüence delante de sus amigos o hermanos como castigo.

·

Señor:

NO PERMITAS que induzca a mis hijos a hacer cosas indebidas por seguir mi mal ejemplo.

TE PIDO que me guíes todos las horas del día, para que pueda demostrarles, por todo lo que diga y haga, que la honestidad es fuente de felicidad.

REDUCE el egoísmo que hay dentro de mi, te lo ruego. Haz que cese mis críticas de las faltas ajenas y que cuando la ira trate de dominarme, me ayudes, Oh Señor, a contener mi lengua.

HAZ que tenga siempre a flor de labios una palabra de estímulo.

AYÚDAME a tratar a mis hijos, conforme a sus edades, y no me permitas que de los menores exija el criterio y normas de vida de los adultos.

·

Señor:

NO PERMITAS que les robe las oportunidades de actuar por sí mismos con responsabilidad, de pensar, escoger y tomar su decisiones de acuerdo a su edad.

PROHÍBEME, Señor, que los agreda física o verbalmente con el pretexto de corregirlos, por el contrario, que siempre tenga para ellos TIEMPO, ABRAZOS, AMOR Y BESOS.

PERMÍTEME el poder satisfacer sus deseos JUSTOS, pero dame valor siempre de negarles un privilegio que sé que les causará daño.

HAZME TAN JUSTO, tan considerado y amigo de mis hijos, que me sigan por amor y no por temor.

·

Señor:

AYUDAME, en fin, a ser un LIDER para ellos y no un JEFE.

¡SEÑOR, YO QUIERO SER COMO TÚ, PARA QUE VALGA LA PENA QUE MI HIJO SEA COMO YO!

·

AMÉN.


3 comentarios

  1. Siempre pido al Señor que me ayude a ser una buena madre,a partir de ahora utilizaré esta oración,es muy bonita.

  2. mE VIENE COMO UN BALSAMO TU ENTRADA…TENGO A UN HIJO EN REBELDIA…..ES UN BUEN HIJO PERO ESTÁ EMBOTADO Y CREO QUE NUESTRAS DEBILIDADES Y FALTA DE PACIENCIA Y AMABILIDAD HACEMOS QUE NO SE SIENTAN QUERIDOS……CUENTO CON TU ORACION PARA QUE ESTE TIEMPO RETORNE EN BENDICION Y VEAMOS ACTUAR LA GRACIA A TRAVES DE NUESTROS FALLOS….UN ABRAZO

  3. Que oportuna tu entrada, Lázaro, ahora que hemos recogido los resultados del Colegio, de nuestros hijos.
    Ellos son lo mejor que nos da Dios en la vida, y por eso te doy gracias por esa Oración-Reflexión que nos regalas.
    Es de esos textos que merecen ser “rumiados” todos los días para “construir” grandes personas, en cuerpo y alma, no sólo para el día de mañana, sino también para el día a día.
    Gracias.

Anímate a dejar tu comentario. Comparte tu fe!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s