LA VIDA TRAS LA MUERTE


…cuando resuciten de entre los muertos,

(…) serán como ángeles en los cielos.

(Mc 12,18-27)

.

.

¡Bueno! ¡Pues vaya si tiene miga el Evangelio de hoy!

No he dejado de aprender cosas leyéndolo y además me ha hecho reflexionar, y mucho, sobre un tema tan sensible como es la vida tras la muerte.

Dejo la reflexión para el final y comienzo con las curiosidades. Pero antes, si no lo has hecho ya, deberías leer el Evangelio de hoy pulsando aquí.

Lo primero que he sabido hoy es que a los saduceos no les convencía eso de la resurrección de los muertos. Menuda sorpresa se tendrían que llevar al tercer día…

Tampoco sabia yo que Moisés nos dejó escrito que si muere el hermano de alguno y deja mujer y no deja hijos, que su hermano tome a la mujer para dar descendencia a su hermano.

Pues con esto tenemos un problema. Yo me imagino a los 7 hermanos de la historia como los de la foto que ilustra la entrada.

Siete sillas, tres vacías, dos hermanos que ya no están y  el tercero que se levanta decidido a obedecer a Moises y casarse con su cuñada, que digo yo, algo debería tener de gafe la mujer, porque no era normal que cayera uno detrás de otro.

Ante los antecedentes, si yo estuviera en esa cola tendría la misma cara de preocupación que los que aguardan en la silla.

Esta historia llega a oídos de cadenas de televisión en España y no me cabe duda que montan programas en torno a ella. Telecinco haría un programa de prensa rosa y un reality en la casa de los hermanos que van quedando y en Antena 3 harían otro, en este caso, de investigación.

El caso es que a los saduceos con su retahíla en torno a la resurrección se les presentó un buen dilema preguntándose que pasaría cuando se juntaran todos los maridos en el cielo con esa mujer, cuestionándose absurdas situaciones: a ver quién pagaba la hipoteca, quién le tocaba sacar la casa adelante, quién manejaba el mando de la tele…

La pobre señora sería la que lo llevaría mal teniendo que atender a tanto marido. Es mi mujer conmigo solo y a veces le vengo largo…

Bueno, pues poniéndonos un poco mas serios, de nuevo hoy hay que volver a quitarse el sombrero ante el Maestro.

¡Qué temple tiene el Señor!

Ante una cuestión tan pueril como la que le expusieron tratando de ponerlo entre la espada y la pared, responde con el aplomo que tanto echamos en falta muchos de nosotros en situaciones parecidas.

El Señor les deja claro que los muertos resucitan y que allí las cosas no serán igual que aquí. Menos mal, solo nos faltaría pasarnos una eternidad entera con las mismas tonterías con las que muchas veces nos empeñamos en complicar nuestro día a día.

He leído un texto donde se comparaba la vida en el cielo como una de esas agradables conversaciones que tienes con un amigo en las que te encuentras tan a gusto y que no quieres que acaben después de muchas horas juntos. Buen ejemplo.

Pero quiero concluir en la rotunda afirmación que Jesus hace -los muertos resucitan- y en cuánto deberíamos pensar en ello, sobre todo, cuando se pierde un ser querido.

Abordando estos temas quiero tomar todas las precauciones posibles y pedir disculpas a quien pueda herir con mis pensamientos pero, gracias a Dios, no he tenido que pasar por el duro trance de una muerte repentina y los familiares que han ido mudando de esta casa a la de Dios lo han hecho de forma natural, y quizá esto me ayude en este momento a querer creer en esa vida que ellos siguen llevando junto al Padre.

He vivido este tipo de pérdidas en amigos cercanos, lo que me ha ayudado a conocerlos un poco más al liberar sentimientos. He tratado de meterme en su pellejo (¡qué sabrás tú lo que es este pellejo!, me podrían decir con razón), y ver a través de ellos que están aquí, cómo son los que viven allí.

Y he llegado a la conclusión que si pierdes a un ser querido no puedes seguir viviendo como si él siguiese aquí físicamente contigo. La vida retoma el pulso cuando asumes que  realmente él sigue vivo, en el cielo, y allí es donde os volveréis a reunir.

Aquí solo te queda una: vivir para agradarle.

Lo que Jesús nos esta diciendo es que creamos que hay vida después de la muerte. Pero me cuesta creerlo Señor, se me hace muy difícil imaginarlo, solo mi fe en ti me sostiene. No puede ser de otra forma.

Por eso pienso que los cristianos, después de pasar el arrebato de furia contra Dios tras el desgarro de la perdida de un ser querido, tienen la ventaja que si siguen cerca del Señor, seguirán estando cerca de su ser querido.

Estar aferrado a todo lo que él dejó al marcharse impedirá que le hagas feliz mientras él te observa desde el cielo. Mejor sería vivir con él y para él, pero de momento, tú aquí y él allí, unidos por vuestro amor que si algo tenemos claro, es que no lo separa la muerte que conocemos.

He visto como sacan la cabeza del pozo personas que pensaban, de forma muy lógica, que eso sería imposible cuando vivían en directo este tipo de tragedias escritas con el guión mas cruel que podamos imaginar y nunca desear.

Pero también he visto como parte del entorno se atasca en el error de no querer mostrar con orgullo y fortaleza su salir adelante, que es lo que desea el que se fue. Muchos de los familiares prefieren instalarse en la zozobra, llegando a rechazar incluso la media sonrisa que algunos ya pueden dibujar, gracias a Dios, pese a sufrir de igual manera tan lamentable pérdida. Son estos los que están comenzando la nueva vida en casas separadas que Dios ha propuesto.

Ánimo. En el cielo nada será igual. Todos nos reconoceremos y podremos continuar, esta vez con todo el tiempo del mundo, esas agradables conversaciones.

Mientras, solo nos queda conseguir que desde arriba, los que se fueron vean que los seguimos amando: siendo felices en este tránsito.

Lázaro Hades.

Una respuesta

  1. Fantástica entrada y exquisito sentido del humor 🙂

    Gracias Lázaro y un cariñoso saludo.

Anímate a dejar tu comentario. Comparte tu fe!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s