CUARESMA 2012: EL RETORNO Y EL AYUNO


“¿Pueden acaso los invitados a la boda ponerse tristes mientras el novio está con ellos? Vendrán días en los que les será arrebatado el novio, y entonces ayunarán” (Mateo 9, 14-15)

Todavía con restos de la cruz en la frente, avanzamos por este viernes que aún se apellida “de ceniza” y no de Cuaresma, algo que comenzaremos a hacer con este domingo próximo, en el que ya habremos alcanzado la velocidad de crucero por la que transitaremos por estos 40 días de escapada hacia la Pascua. En el desierto que nos toca compartir en este blog trataremos de ir buscando la inspiración en el guión que nos marcan las lecturas evangélicas de este periodo.

Para cada día de esta Cuaresma Cristo nos tiene preparada una Palabra muy especial que trataré de ir traduciéndo a un lenguaje de aplicación directa que con su ayuda nos será más fácil, a mi escribrirla y a vosotros saborearla.

Hoy hablaremos de un novio al que parece no importarle llevar 20 siglos esperando, en los Sagrarios de las iglesias del mundo, a los invitados a su boda que no son otros más que los que de alguna forma andamos buscándolo.

Y además me atreveré a decirte hoy, que en Cuaresma, no ayunes. Madre mía, como alguien lea esto seguro que me manda a callar…

Antes de entrar en materia, resumo algo acontecido en estos días en torno a la Cuaresma y a la Ceniza.

Y es que me siento privilegiado de constatar en primera persona cuán inquieta es nuestra fe. Quiero compartir con vosotros un hecho que no debe pasar desapercibido para nosotros y es que hay mucha más gente de la que pensamos que anda pululando en torno a ese novio y a esos Sagrarios, son muchos más de los que normalmente mantenemos una práctica frecuente.

Aunque trato de incidir lo mínimo en el número de visitas a este blog, pues he podido apreciar que no es el número lo importante sino que alguno de los que llegue, pueda llenar su carrito de ilusiones de algo tangible que llevarse al corazón. A pesar de que el contador de la web no entiende de corazones, seguro que Dios sabe cuántos son.

Pero hoy necesito referenciar las cifras para que te hagas una idea de lo que te quiero decir. En las últimas semanas, la media de los que querían seguir conmigo, aprendiendo a vivir en cristiano, estaba en unas 1.000 visitas al día. Desde el martes previo a la Ceniza, las llegadas se han multiplicado.  Creo que esto ha de ser motivo de alegría para todos los que de alguna forma portamos una linterna que proyecta luz de Dios a los que se acercan. En tres días: 2.000 +5.500 +3.500, ¡once mil visitas en lo que va de Cuaresma!. Qué satisfacción ver cuántos pasan por un humilde blog cómo este, y cuántos lo harán en todas las buenísimas puertas abiertas que hay en la web para todos los cristianos.

Pero, ¿qué buscan? Han llegado buscando Cuaresma, buscando ceniza… muchos con timidez, algunos con decisión, otros con ilusión…pero todos buscan a Dios.

Son muchos los cristianos que se sacan el billete de un solo viaje, aunque sea de ida y vuelta para ocasiones puntuales dentro de nuestro calendario litúrgico. No está mal. Se siguen subiendo a este tren del que alguno nos hemos comprado un bono de viajes indefinidos sin preocuparnos por el retorno.

En algún momento de nuestra vida todos tenemos una oportunidad de ir y venir de esta boda a la que el paciente novio nos invitó sin fecha de caducidad y sin condiciones. Cuaresma, además, es un buen momento para el retorno.

Y cómo no, también han llegado estos días las dudas y preguntas de los habitantes inquietos de un mundo deseoso de volver a convertir a Dios en el eje de sus vidas.

Muchas de esas dudas recibidas son sobre el tema del Evangelio de hoy: el ayuno.

Y hay dos ayunos: uno bueno y otro malo.

El bueno es el clásico, bien conocido y que actualizamos con los matices de nuestro tiempo. Casi todos pensamos enseguida que si mañana toca ayuno, me toca pasar hambre. Y no solo de pan vive el hombre. No se trata de ponerle menos chorizo al bocata, que también puede valer, ni el clásico imposible de dejar de fumar, ni siquiera aquello de yo me quito del cafelito de la mañana. ¿Para qué? , ¿para luego estar todo el día dormido? Cualquier sacrificio está bien, pero hemos de racionalizar un poco.

Ayunar es una excusa para agradar a Dios. Es una pequeña mortificación que haces para decir, “Jesús, estoy contigo. Amigo, esto lo hago por ti. Que bastante haces tú por mi”.

Pues a partir de ahí, cualquier cosa que te niegues para ti, ya vale. Nadie te va a llevar la cuenta, no se trata de sumar muchas cositas para que el hueco de la puerta del cielo sea más amplio para ti. No. Parece ser que la entrada será “angosta” según cuentan las escrituras.

No te pongas unos retos de ayuno infranqueables que lo único que consigan es frustarte y aumentar tu sentimiento de culpa por no conseguirlo. Que no está el horno para bollos, que ultimamente, los desánimos ya vienen solos…

También existe el ayuno malo. El que debes evitar. En Cuaresma no ayunes de comulgar.

Más bien al contrario, sáciate con especial interés en este tiempo, del pan del Señor en la Eucaristía. Multiplica tus raciones de Dios estos días, acércate a esa capilla que está a 5 minutos de tu casa y no lo dejes solo para el Domingo, tu invitación para la boda vale para todos los días.

Ayuna sí, pero de pereza, de no bajar cuando no toca recibir a ese Cristo que está tan cerquita de ti, para que puedas contarle tus problemas, tus ilusiones, mientras El cada día se queda esperándote, hecho hombre, sufriendo por ti y permaneciendo dentro de ese Sagrario hasta tu próxima visita.

En definitiva, dos ayunos. Los dos quieren decir lo mismo. Negarnos a nosotros mismos. Hacerle un hueco a Dios, el primero agradándole y el segundo recibiéndole.

Ya tienes dos excusas para contentar al novio.

CUARESMA 2012:

Tiempo de conversión, de cambio, de preguntarte por tí…

tiempo de volver a ilusionarte con Dios.

ORACIÓN:

Enséñame a ayunar, Dios de la vida abundante.

Hazme abstenerme del rencor y de la envidia.

Ayúdame a renunciar a las palabras agresivas.

Ayúdame a con tu gracia a vencer el egoísmo.

Dame conciencia para conocer tu voluntad.

Dame fortaleza para cumplirla.

Ayúdame a vencer la pereza y acercarme a ti con más frecuencia.

Lázaro Hades

11 comentarios

  1. Buenos días.Yo también me quiero sentir invitada a la boda.

    • Buenos días –, tú eres consciente que estás invitada a esa boda desde hace mucho tiempo y seguro que acudes con frecuencia al convite.
      Un abrazo!

  2. Gracias.Hay días en los que parecemos convidados de piedra.

  3. estoy invitado, con mis trajes de gala, por eso hoy tendre una confeccion para revestirme de perdon del Señor

  4. Gracias Lázaro.

    Dios te bendiga y un cariñoso saludo.

  5. Hace unos años que intento vivir la Cuaresma , con una jaculatoria salida de los labios de San pedro: “Señor, tu lo sabes todo, Tú sabes que te amo” Me gusta mucho que se haya incluido como acto de contricción en el Sacramento de la Reconciliación. En esa muestra de amor, está dicho todo, está el reconocimiento de nuestra debilidad y el anhelo de nuestra renovación. En otro pasaje leemos “ocupaos de las cosas de Dios y lo demás se os dará por añadidura” Que tiempo tan estupendo el de Cuaresma, para interiorizar…
    Un fuerte abrazo

    • Gracias Angelo. Gracias por dar brillo a mis entradas.
      Un abrazo.

  6. Muy buenas a todos!! Aun con las prisas de un viernes en la parroquia con un millón de actividades no he querido olvidare de mi compromiso. Os dejo por aquí las “buenas noches” de hoy. Hoy le toca a un jesuita que nos invita a rezar con una imagen y una bonita reflexión sobre la mmisma. Que paséis una buena noche de descanso. Un fuerte abrazo!!!!

    http://decaminoalapascua.wordpress.com/2012/02/24/viernes-24-de-febrero-recalculando-ruta-la-conversion/

    Carlos A.

    • Gracias Carlos!!
      Solo quedan 37 noches para cumplir tu compromiso.
      Buenas noches.

  7. Referente al tema de las visitas yo soy nuevo en este blog, llegue buscando el significado de la cuaresma y he obtenido mas que eso. Me ha encantado el blog y ya lo tengo dentro de mis favoritos.

  8. quiero aprender amar a mi señor, a conocerlo más, quiero dejar la pereza que muchas veces se apodera de mi. casi todos los dias en la mañana hacemos la liturgia de las horas en la iglecia y tambien hay adoracion al
    SANTICIMO. Ya que la iglesia esta abierta todo el dia, pero siento que lo que hago no es lo suficientemente grato a los ojos de DIOS, Porque en casa me distraigo mucho y casi todo el dia no me acuerdo de DIOS, me olvido de leer la palabra.
    quisiera tener mas fe para hacer las cosas, no por conveniencia propia sino para agradar y honrar a DIOS.
    BENDICIONES PARA TODOS.

Anímate a dejar tu comentario. Comparte tu fe!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: