CUARESMA 2012


El 22 de febrero, Miércoles de Ceniza, da comienzo la Cuaresma 2012.

Se acaban de iniciar 40 días de tránsito, de conversión, de acogernos a esos brazos abiertos con los que nos espera el Padre mientras nos entrega a su Hijo una vez más, para vencer al pecado muriendo por nosotros y para resucitar el mismo día que bajaremos el telón de la Cuaresma para descorchar la Pascua y salir como locos a anunciar el Kerigma un año más.

Será tiempo de ayunos de mucho más que de alimentos materiales, momento para prescindir de nuestros egoísmos, vanidades, orgullos, odios, perezas, murmuraciones, deseos malos, venganzas, impurezas, iras, envidias, rencores, injusticias, insensibilidad ante las miserias del prójimo. Momento para ofrecer a Dios un pequeño sacrificio y un acto de amor; por ejemplo, ayuno de televisión, de diversiones, de internet, de cine… Este tipo de ayuno es más meritorio a los ojos de Dios y nos requerirá mucho más esfuerzo, más dominio de nosotros mismos, más amor y voluntad de nuestra parte.

Antes de iniciar el camino es momento de repasar el mensaje que nos ha dejado para nosotros el Santo Padre Benedicto XVI de cara a esta Cuaresma 2012.

El Papa ha resumido en una frase de la Carta a los Hebreos su exhortación, su invitación a pasar a la acción:

«(1)Fijémonos (2)los unos en los otros (3)para estímulo de la caridad y las buenas obras» (Hb 10, 24)

Os he hecho un resumen de esta carta que podéis descargar al completo pulsando aquí.

A modo de frases cortas dejo a continuación las líneas dónde el sucesor de Pedro nos explica por dónde y cómo podemos avanzar más en el desarrollo de nuestro interior en este periodo cuaresmal.

Quiero comenzar el resumen con el párrafo que lo termina, con la llamada que nos hace el Benedicto XVI que se hace especialmente intensa en el tiempo santo de preparación de la Pascua:

Ante un mundo que exige de los cristianos un testimonio renovado de amor y fidelidad al Señor, todos han de sentir la urgencia de ponerse a competir en la caridad, en el servicio y en las buenas obras (cf. Hb 6,10). (…) Con mis mejores deseos de una santa y fecunda Cuaresma, os encomiendo a la intercesión de la Santísima Virgen María y de corazón imparto a todos la Bendición Apostólica.

(…) Tenemos la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad. (…) Se trata de un itinerario marcado por la oración y el compartir, por el silencio y el ayuno, en espera de vivir la alegría pascual (…) una enseñanza preciosa y siempre actual sobre tres aspectos de la vida cristiana: la atención al otro, la reciprocidad y la santidad personal.

(1) “Fijémonos”: la responsabilidad para con el hermano.

El primer elemento es la invitación a «fijarse»: observar bien, estar atentos, mirar conscientemente, darse cuenta de una realidad.

(…) fijar la mirada en el otro, ante todo en Jesús, y a estar atentos los unos a los otros, a no mostrarse extraños, indiferentes a la suerte de los hermanos.

(…) hoy resuena con fuerza la voz del Señor que nos llama a cada uno de nosotros a hacernos cargo del otro.

(…) Dios nos sigue pidiendo que seamos «guardianes» de nuestros hermanos (cf. Gn 4,9), que entablemos relaciones caracterizadas por el cuidado reciproco, por la atención al bien del otro y a todo su bien.

(…) Si cultivamos esta mirada de fraternidad, la solidaridad, la justicia, así como la misericordia y la compasión, brotarán naturalmente de nuestro corazón.

La atención al otro conlleva desear el bien para él en todos los aspectos: físico, moral y espiritual (…) interesarse por el hermano significa abrir los ojos a sus necesidades.

(..) La Sagrada Escritura nos pone en guardia ante el peligro de tener el corazón endurecido por una especie de «anestesia espiritual» que nos deja ciegos ante los sufrimientos de los demás.

(…) ¿Qué es lo que impide esta mirada humana y amorosa hacia el hermano? Con frecuencia son la riqueza material y la saciedad, pero también el anteponer los propios intereses y las propias preocupaciones a todo lo demás. Nunca debemos ser incapaces de «tener misericordia» para con quien sufre; nuestras cosas y nuestros problemas nunca deben absorber nuestro corazón hasta el punto de hacernos sordos al grito del pobre. En cambio, precisamente la humildad de corazón y la experiencia personal del sufrimiento pueden ser la fuente de un despertar interior a la compasión y a la empatía: «El justo reconoce los derechos del pobre, el malvado es incapaz de conocerlos» (Pr 29,7). Se comprende así la bienaventuranza de «los que lloran» (Mt 5,4), es decir, de quienes son capaces de salir de sí mismos para conmoverse por el dolor de los demás. El encuentro con el otro y el hecho de abrir el corazón a su necesidad son ocasión de salvación y de bienaventuranza.

(…) Y aquí deseo recordar un aspecto de la vida cristiana que a mi parecer ha caído en el olvido: la corrección fraterna con vistas a la salvación eterna. (…) callamos casi por completo respecto a la responsabilidad espiritual para con los hermanos.(…) En la Sagrada Escritura leemos: «Reprende al sabio y te amará. Da consejos al sabio y se hará más sabio todavía; enseña al justo y crecerá su doctrina» (Pr 9,8ss).

Cristo mismo nos manda reprender al hermano que está cometiendo un pecado (cf. Mt 18,15). (…) Es importante recuperar esta dimensión de la caridad cristiana. Frente al mal no hay que callar. Pienso aquí en la actitud de aquellos cristianos que, por respeto humano o por simple comodidad, se adecúan a la mentalidad común, en lugar de poner en guardia a sus hermanos acerca de los modos de pensar y de actuar que contradicen la verdad y no siguen el camino del bien.

(…) El apóstol Pablo afirma: «Si alguno es sorprendido en alguna falta, vosotros, los espirituales, corregidle con espíritu de mansedumbre, y cuídate de ti mismo, pues también tú puedes ser tentado» (Ga 6,1). En nuestro mundo impregnado de individualismo, es necesario que se redescubra la importancia de la corrección fraterna, para caminar juntos hacia la santidad. Incluso «el justo cae siete veces» (Pr 24,16)

(2) “Los unos en los otros”: el don de la reciprocidad.

(…) Una sociedad como la actual puede llegar a ser sorda, tanto ante los sufrimientos físicos, como ante las exigencias espirituales y morales de la vida. En la comunidad cristiana no debe ser así. El apóstol Pablo invita a buscar lo que «fomente la paz y la mutua edificación» (Rm 14,19), tratando de «agradar a su prójimo para el bien, buscando su edificación» (ib. 15,2), sin buscar el propio beneficio «sino el de la mayoría, para que se salven» (1 Co 10,33). Esta corrección y exhortación mutua, con espíritu de humildad y de caridad, debe formar parte de la vida de la comunidad cristiana.

(…) nuestra existencia está relacionada con la de los demás, tanto en el bien como en el mal; tanto el pecado como las obras de caridad tienen también una dimensión social. (…) «Que todos los miembros se preocupen los unos de los otros» (1 Co 12,25)

(…)La caridad para con los hermanos, una de cuyas expresiones es la limosna —una típica práctica cuaresmal junto con la oración y el ayuno—, radica en esta pertenencia común. (…) Cuando un cristiano se percata de la acción del Espíritu Santo en el otro, no puede por menos que alegrarse y glorificar al Padre que está en los cielos (cf. Mt 5,16).

(3). “Para estímulo de la caridad y las buenas obras”: caminar juntos en la santidad.

(…) la llamada universal a la santidad, el camino constante en la vida espiritual, a aspirar a los carismas superiores y a una caridad cada vez más alta y fecunda (cf. 1 Co 12,31-13,13). La atención recíproca tiene como finalidad animarse mutuamente a un amor efectivo cada vez mayor(…), animarnos recíprocamente para alcanzar la plenitud del amor y de las buenas obras.

(…) Lamentablemente, siempre está presente la tentación de la tibieza, de sofocar el Espíritu, de negarse a «comerciar con los talentos» que se nos ha dado para nuestro bien y el de los demás (cf. Mt 25,25ss). (…) en la vida de fe, quien no avanza, retrocede. Queridos hermanos y hermanas, aceptemos la invitación, siempre actual, de aspirar a un «alto grado de la vida cristiana» Al reconocer y proclamar beatos y santos a algunos cristianos ejemplares, la sabiduría de la Iglesia tiene también por objeto suscitar el deseo de imitar sus virtudes. San Pablo exhorta: «Que cada cual estime a los otros más que a sí mismo» (Rm 12,10).

Interesantísimas todas sus palabras. Para leerlas despacio.

Recuerda, comenzamos con el Miércoles de Ceniza el primer ayuno material. Del resto de ayunos iremos hablando…

Lázaro Hades

19 comentarios

  1. Lázaro,que cuesta arriba se me hace este tiempo…y que grande es la recompensa.

    Un cariñoso saludo.

  2. Belén, lo importante de este tiempo no son las penitencias, ni las renuncias, ni las mortificaciones. Lo que importa es nuestro deseo de cambiar , de volver a vivir el amor en su plenitud, de reconocer a cristo cargando con la Cruz, gritándonos: “Es posible, el amor triunfará siempre” Y el amor nos hará entender las renuncias.
    ¡Vivamos como una oportunidad preciosa el vestirnos de limpios y con ropa nueva, ! Y nos nos pese lo que tengamos que frotarnos para que la suciedad se vaya. ¡Es tiempo de reconciliación! Y eso siempre es un gozo.
    Un abrazo

    • “Demuestren los frutos de una verdadera conversion” dice J. Bautista. Tienes razon, es importante querer cambiar, hacer la “penitencia” correspondiente, pero mas importante (creo) es actuar. No nos pasemos la vida queriendo cambiar, cambiar al mundo, cambiar nuestra vida, nuestros corazones, hagamoslo, mejor hagamoslo, demostrando con nuestras acciones nuestra verdadera intencion. Un abrazo a todos.

  3. Gracias 😀

  4. Esta cuaresma me gustaria que no pase desapercivida en mi vida quiero caminar con Cristo y aprovechar al maximo este tiempo, es de mucha ayuda para mi tu articulo gracias. Que Dios te bendiga.

  5. Hola Lázaro! No conocía tu blog y me ha encantado. Por el fondo y también por las formas. A veces en internet encontramos blogs o páginas muy valiosas en el contenido pero que la apariencia, la forma, la imagen, si queremos llamarlo así, deja mucho que desear y “echa pa’ tras”. Mi más sincera enhorabuena y una petición. ¿Puedo usar tu imagen de cuaresma -que me parece genial- en mi facebook?
    Muchísimas gracias de antemano! Un fuerte abrazo de un granaíno destinado en Madrid. Buena Cuaresma! Buen Camino hacia la Pascua!

    • Gracias Carlos.
      Por supuesto que puedes usar todo lo que quieras del blog. Es para mi un orgullo que alguien use algo de lo que pongo.
      Si necesitas la imagen sin editar me envías un correo y te la envío directamente.
      Buena Cuaresma. Un abrazo desde muy cerquita de Graná.

  6. Creo que tengo tema para rezar estos 40 dias.¡es una gozada la profundidad y sencillez de la exposicion.mil gracias

  7. Hola , escribo desde Uruguay. Estaba buscando una imagen de Cuaresma para poner en mi facebook y me encantó esta. No la entiendo muy bien. Son plantas de lavanda? Por qué, por casualidad por algo en especial? Si querés mandarme la foto sin editar te lo agradezco. Mi dirección
    Un abrazo cristiano
    , Montevideo, Uruguay

    • Hola Pablo,
      Pulsando este enlace, puedes descargarte la imagen sin editar. Me alegra mucho que te haya gustado. Para mi, en cuanto la vi, tuve claro que sería la imagen de la Cuaresma para el blog.
      Efectivamente son plantas de lavanda. El color evoca al morado usado en este tiempo litúrgico.
      Porqué esta imagen? Yo entiendo la Cuaresma como un momento de soledad, en el que hay encontrarse con uno mismo para volver a ilusionarse con Dios. En la imagen se ven caminos desérticos que surcan las plantas, en un terreno que se inclina al final para terminar en el cielo. Como lo es la Cuaresma, 40 días de tránsito, que se inclinan al final, en la Pasión, y que culminan en el día más grande para los cristianos, la Pascua, cuando se abren las puertas del cielo para un Cristo resucitado que redime el pecado del hombre.
      Muchas gracias por visitar el blog.
      Un fuerte abrazo.

  8. Hola, muy buena la lectura acerca de la cuaresma es la primera vez que viviré una cuaresma siendo consciente de ella, muchas gracias por los comentarios anteriores y felicidades para Lázaro quien se animo a motivarlas de algún modo… Que Dios los bendiga…

  9. Me ha gustado mucho la carta del Papa,que podamos tener acceso a su mensaje,un mensaje motivador.La caridad con el hermano en todos los aspectos,la corrección fraterna,para poder crecer juntos en lo que Dios quiere.En esta cuaresma me quiero sentir “hermano pequeño”para convertirme ,cambiar actitudes y sentir el abrazo del Padre.Quiero vivirla con intensidad y os deseo a todos lo mismo.

  10. Hola de nuevo!
    Aquí os dejo un grupo de Facebook que acaba de comenzar hoy su andadura. Son 7 religiosos que se han propuesto dar las “buenas noches” cada día de la semana de una forma especial (un vídeo, una reflexión, una foto…) todo en torno a la cuaresma.
    Además os dejo la primera publicación de hoy, un vídeo de una canción preciosa de Álvaro Fraile, “Anda, levántate y anda”.
    Seguimos compartiendo vida y oración! Un fuerte abrazo!

    Carlos A.
    http://www.facebook.com/groups/240973899324624/

    • Fantástico Carlos, a ver si te animas a compartir en el enlace con esas “buenas noches” de cada día en los comentarios de la entrada del día como lo has hecho hoy.
      Muchas gracias!

  11. Que buena reflexion, algo importante a tener en cuenta en este tiempo de cuaresma es el perdon, pedir por tener el don de saber perdonar y no vivir con rencores y rensimientos.

  12. Exelente animo porque en el infierno hay tristeza pero los hijos de Dios somos la locura en el Espiritu, felicidades bendiciones CESAR MARTINEZ

  13. En la reflexion del evangelio de ayer, saqué una cosa en claro cuando me dice “reconciliate con el Señor”.
    Después de un rato oración, vi claramente que a Dios no lo veo, pero tengo tanta gente a mi alrededor, con la cual me tengo que reconciliar, y recordaba otra cita donde me dice que “lo que hagas con estos lo haces conmigo”.
    Quiero aprovechar esta CUARESMA, para la reconciliación.
    El Señor me ayudará.

  14. Reblogged this on 40 días y 40 noches and commented:
    Buena página

  15. Cómo cuesta ser Cristiano!!! no es fácil, pero nunca es tarde y la cuaresma es un buen momento para volver a empezar, o levantarse y seguir… basta de perder más tiempo… la conversión dura toda la vida y vale la pena ser Cristiano! Rosana Torres . Patagones. Bs As

Anímate a dejar tu comentario. Comparte tu fe!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s