LA INMACULADA CONCEPCIÓN


¿Qué es exactamente lo que celebramos los cristianos el día de la Inmaculada Concepción?

A mi me lo preguntó mi hija y, como siempre, ella lo sabía responder mejor que yo. Según ella, celebramos que la Virgen no tenía manchas… Claro, como siempre la estamos advirtiendo que cuide no mancharse cuando come, ella pensaba que para alguien que lo hace sin que se caiga nada de la cuchara, hay que hacerle una fiesta por todo lo alto…

Pues yo me puse a trabajar para poder hablar con mi hija de tú a tú.

Comienzo a investigar y compruebo que hay un matrimonio que vivía en Nazaret, y que es otra pareja menos famosa que la que todos conocemos que vivía por allí. Según cuentan, en avanzada edad y con imposibilidad de tener hijos, pedían a Dios que les enviase descendencia. Ella se llamaba Ana y a él lo conocían por Joaquín. Ante las súplicas reiteradas, un ángel se le apareció a la señora diciéndole: “Ana, el Señor ha visto tus lágrimas; concebirás y darás a luz, y el fruto de tu seno será bendecido por todo el mundo“.

A Dios le gusta hacer las cosas con tiempo, no como nosotros que lo dejamos todo para el último momento, y El tenía un Plan. Un Plan de salvación. Y quiso que comenzara en ese momento, aunque ya lo tenía todo planteado desde mucho antes.

Decidió que ese “Ser” que Ana comenzaba a gestar sería una persona que nacería sin ningún pecado original. Es decir, no como el resto de los mortales, que ya lo traemos “de fábrica”.

Ana y Joaquín, que por unas causas o por otras no paraban de viajar, tuvieron a su bebe, que fue una niña, en Jerusalén. Le pusieron de nombre, María. 

Teníamos entonces una niña, llamada María que sin saberlo, había nacido sin pecado, inmaculada, sin mancha (como diría mi hija).

Además, esta niña había nacido “agraciada”, llena de  gracia de Dios. Era parte de su Plan.

A los 3 años, sus padres presentaron y pusieron a su hija al servicio Dios en el templo de Jerusalén. Este hecho lo celebran los cristianos cada 21 de noviembre, se trata de la Presentación de la Santísima Vírgen en el templo. Mi hija lo conoce como el día que celebran “la Virgen Niña”.

María cultivó mucho su espiritualidad, se dice que afanada en la lectura, era una ejemplar  adolescente que a los 12 años, cuando lo permitía la ley judía, hizo el voto perpetuo de guardar su pureza virginal.

En este tiempo nos parece prematuro pero entonces era normal que a los 14 años, María se desposara con José, que era consciente de la promesa que había hecho María a Dios. Se casaron y se fueron a vivir a Nazaret.

Pero lo que no sabía José era que ¡se había casado con la madre de Dios!. Sino, que le pregunten cuál fue su sorpresa el día que el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados» (Mt 1, 18-24)

Su mujer, con la que no había tenido contacto, estaba embarazada por obra y gracia del Espíritu Santo.

El Plan de Dios consistía en darnos la oportunidad de la salvación eterna,  para ello, envió a su Hijo  a encarnarse en las purísimas entrañas de la Virgen María.

 María dio a luz a Cristo. Las circunstancias del nacimiento se conocerán en pocos días…

Pero lo importante de esta historia es que pasó el tiempo y el Papa Pío IX, hace poco más de 150 años, en 1854, proclamó que este acontecimiento había que celebrarlo, este hecho había sido muy importante para la Iglesia y fue declarado dogma de fe, es decir, como una verdad revelada por Dios.

Todo lo que he contado anteriormente, los resumió el Santo Padre en estas palabras:

“…declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles…”

Por eso, cada 8 de diciembre, el día en que fue proclamado este dogma, celebramos la INMACULADA CONCEPCIÓN.

Lázaro Hades

2 comentarios

  1. Lazaro como siempre muy agradecida de que compartas estas maravillosas entradas en tu blog, y hoy se que mi hija de 7 años tendra una mejor comprension de la solemnidad de este dia. Un gran abrazo en la fe y compartiendo tu entrada con el debido link a este blog para leerla, muchas bendiciones!!!

    • Al revés Martha, el agradecido soy yo por que te detengas a leer estas entradas y además ayudes a difundirlas a través de tu blog. Bendiciones para ti y tu familia.

Anímate a dejar tu comentario. Comparte tu fe!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s