Reflexiones diarias en Cuaresma:callar


Mañana es el tercer miércoles de Cuaresma y se cumplen las dos primeras semanas.

¿Qué estás haciendo de especial en este tiempo de cambio?

Hoy te propongo un sacrificio muy simple. Te propongo CALLAR.

Después de ser condenado, Pilatos ordena que azoten a Jesús.

Dos soldados brutales descargan toda su fuerza sobre la espalda de Jesús.

Noventa golpes pueden contarse en la sábana santa.

Cada látigo tenía varias cuerdas y la punta de las cuerdas poseía pequeños trozos de plomo sin pulir, con puntas y salientes que hirieron todo el cuerpo de nuestro Dios.

Jesús lo sufrió por ti y por mí.

Era tan doloroso que muchos de los condenados morían en la flagelación.

María, nuestra madre, lo ve todo y sufre, pero se calla, porque quiere que Jesús nos salve y para ello debe morir.

Madre, haz que sepa callar; no contestar a mis padres, no protestar, no decir siempre la última palabra.

Aunque sea injusto, o tenga motivos para protestar.. que me calle.

También Tú podrías haber dicho muchas cosas, y te callaste.

Me cuesta pero ayúdame: que sepa callar.

Continúa hablándole a Dios con tus palabras

Anímate a dejar tu comentario. Comparte tu fe!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s